Después de 14 años, Marula sigue festejando su permanencia en el departamento, por ello, Malargüe a Diario quiso destacar el trabajo y esfuerzo de sus dueños Catalina Castro y Marcelo Aballay, así como de quienes los acompañan a diario en la tarea de ofrecer sus productos a los malargüinos.

La idea de instalar una heladería surgió del joven matrimonio que había adquirido cierta experiencia en el rubro en San Rafael. “Nos parecía que acá en Malargüe hacía falta un lugar que brindara helados elaborados de la manera tradicional y, además, en un ambiente agradable”, comentó Catalina.

Y así, Marula fue conquistando a lugareños y turistas e incorporando nuevos productos y servicios como helados gourmet, pastelería, chocolatería fina y dos locales: uno ubicado en avenida Roca 235 y otro, en San Martín 440.

“Siempre hemos estado atentos a lo que el cliente desea. Por ejemplo, el año pasado hicimos un concursos para detectar los gustos preferidos de la gente y nos encanta que ahora los puedan disfrutar”, resaltó su propietaria.

Entre sus innovaciones, se desataca un chocolate llamado Payunia que, en honor a esa región, tiene un sabor intenso acompañado de la dulzura de los cereales.

Acreedores de varios premios y distinciones, sus dueños sostienen que la clave de su permanencia ha sido mantener la calidad, “ser fieles a lo que hacen”, utilizando materia prima de calidad para que el cliente sepa lo que está consumiendo.

Además, Catalina remarcó que eso se acompaña con una buena atención, un espacio agradable y el compromiso de seguir desarrollándose como empresa y personas.

“Para nosotros, cada nuevo aniversario es un logro inmenso y nos sentimos que ya somos parte de los malargüinos, que la gente nos identifica y nos hemos ganado un lugar aquí”, concluyó emocionada.

Espacio de publicidad.

Comentarios