Al momento del accidente se encontraba jugando junto a otros niños en el patio de una casa.

Una nena de cinco años tuvo que ser internada, ayer en la tarde, luego de que un portón le cayera en la cabeza. Al momento del accidente, la niña se encontraba junto a otros menores jugando en el patio de la casa de un vecino, según informaron fuentes policiales.

Los niños se encontraban jugando en el patio de la casa ubicada en calle Cacique Pichintur, cuando uno de rieles  del portón cedió cayendo sobre la cabeza de la nena de cinco años.

Inmediatamente fue llevada al hospital Regional donde el médico de guardia le diagnostico “Fractura de parietal costado izquierdo” por lo que tuvo que ser trasladada al hospital Schestakow de San Rafael.

Comentarios