Desde el año 2002, la Asociación Cultural Sanmartiniana de Malargüe reedita el recorrido que realizara la columna Ejercito Libertador de San Martín, al mando del Teniente Coronel Ramón Freire. Se han llevado a cabo ocho  Expediciones. “La misión de esta columna, que atravesó nuestro territorio malargüino, aunque relegada en la historia oficial, tiene carácter militar y  estratégico de gran valor para el triunfo del Ejército en Chile”, explicó la presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Malargüe, profesora Carolina Peña.

Esta es la razón por la que un grupo de sanmartinianos decidió año a año recorrer nuevamente la ruta que los héroes hicieran para forjar la libertad de América. La integración argentino- chilena es uno de los objetivos anhelados por esta institución, ya que la historia de la independencia comienza a escribirse también desde esta idea. Se espera que las rutas del Ejército libertador sean una forma de encuentro, que vaya más allá de localismos e intereses individuales. La historia común de nuestros pueblos nos da ejemplo de que unidos podremos lograr un mayor progreso en diferentes ámbitos.

La profesora Peña recalcó: “Hoy los tiempos han cambiado, los campos de batalla son otros, lejos quedan Chacabuco y Maipú. La cultura, la educación, el desarrollo, el progreso son algunas de las metas. La fórmula sanmartiniana de la victoria: el esfuerzo y la unidad, permanecen inalterables.”

“Sabemos que uno de los últimos días de octubre de 1816, se presentó un viajero chileno, Ramón Freire, en el campamento de El Plumerillo: contaba apenas 29 años. Se presentó para ofrecer sus servicios al General San Martín. Luego iba a ser el hombre elegido para la Expedición al Sur”, agregó.

La presidenta de la Asociación recordó que el 13 de enero de 1817, la división de Freire está presta para la partida en el campamento del Plumerillo. Los cien soldados que componen la división, dirigidos por sus oficiales, realizan los últimos acomodos en sus armamentos y pertrechos.

Freire llevaba en sus espaldas la responsabilidad del éxito de la expedición, y en su conciencia y corazón la soledad del secreto de la estrategia militar, ya que ni sus oficiales  ni las tropas que comandaba conocían el verdadero carácter de la operación que iba a realizarse. Todos pensaban, erróneamente, que constituían la avanzada del Ejército. Sólo Freire sabía la verdad, y sólo él sabía también que el grueso del Ejército, que había quedado en Mendoza, no seguiría tras de su columna sino que irrumpiría a Chile por Aconcagua.

Para la Asociación Cultural Sanmartiniana de Malargüe, la misión de la columna más austral del Ejército Libertador, que atravesó nuestro territorio malargüino, aunque relegada en la historia oficial, tiene carácter militar y  estratégico de gran valor para el triunfo del Ejército de San Martín en el Norte.

“Por este motivo  este año del bicentenario del Cruce de los Andes, en el Paso Vergara, con la llegada de la Expedición se realizará un encuentro  argentino-chileno. De esta manera se espera que Malargüe quede inscripta en la historia, como uno de los pilares fundamentales en la emancipación de este continente y de colaborar con la integración de los pueblos”, sostuvo la profesor de historia Carolina Peña.

Cronograma de la 9° Expedición Sanmartiniana por El Paso Planchón

Día 1

Lunes, 06 de febrero

Cena de Camaradería y la representación de San Martín por el artista mendocino Tino Neglía en el Albergue Municipal a las 20:30 Hs. La entrada es gratuita.

Tino

Día 2:

Martes, 07 de febrero

Acto de partida en la plaza General San Martin de Malargüe, el comandante de gendarmería pasa el mando al jefe militar de la expedición. Se enaltece la bandera del Ejercito de los Andes que guiará la Expedición (dicha bandera ha participado en todas las expediciones anteriores). Se entrega una imagen de la Virgen del Carmen de Cuyo, patrona del Ejercito de los Andes, a una dama que participe de la Expedición. Se pasa listado a los expedicionarios, se entregan presentes Partida a Valle Hermoso. Noche en el refugio “Putalive”, fogón y choripaneada.

Día 3:

 Miércoles, 08 de febrero:

Desayuno, ensillamos los caballos y se emprende la marcha desde Valle Hermoso hasta botar (cruzar) el Río Grande, continúa la marcha hasta el arroyo Santa Elena, donde se almuerza liviano y  breve descanso. Se continúa por senderos hasta arribar a “Las Cargas”. Al atardecer se oficia una misa, antes del descanso, a cargo del sacerdote que acompañe. Posteriormente se realiza una cena y charlas históricas.

Día 4:

Jueves, 09 de febrero:

Desayuno, partimos al “Tiburcio”, se realiza un breve almuerzo, se continúa la marcha hasta el “Cajón del Cura”, se prepara el campamento. Antes del descanso, los expedicionarios participan de una Misa a cargo del sacerdote que los acompaña. Cena y charlas de camaradería a la luz de las estrellas.

Día 5:

Viernes, 10 de febrero:

Desayunamos, levantamos campamento, mientras se ensillan los caballos rumbo a un desafío: subir las Toscas o las Rabonas. Hacemos cumbre, desde donde se visualiza el humeante volcán Peteroa. Luego del descenso por la Punilla, flameando la Bandera del Ejercito de los Andes, llegamos a hacer noche en plena cordillera y compartimos nuestra vivencia como expedicionarios sanmartinianos en Valenzuela, cerca del refugio de Gendarmería.

Día 6

Sábado 11 de febrero:

Desayunamos y nos preparamos (nos vestimos de gala) para recorrer el ultimo trecho que nos llevara al límite con Chile, donde se realiza el encuentro argentino – chileno.

Comentarios