La técnica N° 4-018 “General Manuel Savio”, popularmente conocida como la Minera o ESTIM, es la más grande del departamento, tanto en la parte edilicia como en la cantidad de alumnos, la cual supera los 600 estudiantes. Algunas de sus características la diferencian del resto, como es el sentido de pertenencia, la responsabilidad y demanda constante por aprender de los pupilos.

Su directora es la profesora Ruth Mercado y junto a su equipo de trabajo lograron concretar un importante proyecto, el cual data desde los comienzos de esta escuela. Se trata del Instituto de Análisis y Servicios Industriales (IN.A.S.I.).

Mediante el INASI se pretende formar íntegramente al alumno, abarcando las capacidades propias de las industrias de Proceso y la Minería, y de otras áreas directamente relacionadas con su desarrollo. En la búsqueda de la excelencia, el INASI se compromete a brindar servicios de alta calidad. Mediante estos servicios los alumnos trabajarán sobre la solidaridad y el compromiso con el medio. Además de los conocimientos prácticos que incorporarán.

Durante años este colegio hizo lazos con la comunidad, empresas y con el municipio, por lo que mediante este emprendimiento busca poner en valor el alto equipamiento que tiene. Además, podrán prestar servicios que posiblemente no estaban disponibles en Malargüe.

El Vicerrector del colegio, Oscar Gajardo, se refirió a cómo lograron equipar el colegio con máquinas de última tecnología. En este sentido explicó que los proyectos fueron financiados por el INET (Instituto Nacional de Educación Técnica) a través del Plan de Mejora  y Crédito Fiscal, con el patrocinio de YPF S.A. y aportes de la fundación YPF. Así la institución se fortaleció en capacitaciones de recursos humanos, adquisición de equipamientos y reformas edilicias. Esto dio lugar a la creación del INASI. También contaron con la colaboración de la empresa Vale.

Gajardo comentó además que a muchos de los estudiantes de nivel universitario que visitan el colegio les llama la atención el equipamiento con el que aprenden.  Por su parte, el regente Jorge Caviedes agregó que gracias a “amigos empresarios” han logrado reparar los equipos que se han ido rompiendo, propio del uso que se les da.

Con el equipamiento necesario, el colegio puso en funcionamiento el INASI. Sobre este importante paso la directora, Ruth Mercado, expresó: “Estamos muy felices por haber podido inaugurar esta “Cuenta Producido” y de haber empezado a dar pasos más ciertos sobre brindar servicios  a la comunidad, con todo el equipamiento que la escuela tiene. Mercado explicó por qué se llama Cuenta Producido: “Las escuelas técnicas siempre tienen un producto y nosotros prestamos un servicio, por eso se llama producido. La cuenta bancaria es el nexo con la comunidad y mediante ella, desde el colegio, se puede cobrar y facturar los servicios que ofrecen.

La Directora ya está pronta a jubilarse y esta puesta en funcionamiento del INASI es como su broche de oro. En diálogo con este medio Mercado expresó: “Ojalá que las huellas que uno deja fructifiquen. Creo que nadie es imprescindible y las instituciones van más allá de los tiempos y uno lo que puede hacer es muy pequeño, pero enorgullece”.

En lo que respecta a los análisis que ofrece la escuela minera a la comunidad y empresas, a través de este proyecto son los siguientes: Alcalinidad; determinación de carbonatos y bicarbonatos; dureza; TDS sólidos totales disueltos; conductividad; oxígeno disuelto; pH, cloruros; cationes Na, Ca, Li, Ba, K; sulfatos y potencial rédox.  Mientras que los servicios son: posicionamiento y Topografía de detalle; análisis de muestras minerales; microscopía de rocas por secciones delegadas y preparados calcográficos; medición y control de puesta a tierra; cálculo, medición y control de consumo eléctrico industrial; Determinación de O2, H2O, CO, CO2 y gases combustibles en ambientes laborables; herrería, soldadura y tornería y electricidad en general.

Para concluir, la directora Ruth Mercado sostuvo: “Es hora de devolverle a la comunidad todo lo que nos ha dado, por lo que invito a las empresas del medio para que se acerquen, conozcan nuestro equipamiento, nuestros servicios y así podremos hacer lazos.  También le pedimos a la comunidad que cuando necesiten un servicio que vengan al colegio, que lo hagan con confianza.” La directora se mostró esperanzada y concluyó diciendo: “Vamos a empezar de a poco y algún día vamos a ser un gran instintito.”

Comentarios