La iniciativa original contemplaba una rebaja del precio de los combustibles para la zona patagónica, de Neuquén hacia el sur, y las localidades de La Adela (La Pampa) y Patagones (Buenos Aires), pero a instancias de las gestiones de Montero se incluyó a Malargüe.

La senadora y candidata a vicegobernadora de Mendoza por Cambia Mendoza explicó a Malargüe a Diario que, en un principio, trabajó para incluir a toda la provincia en este beneficio pero que sólo se logró incorporar este departamento sureño.

“Mendoza se merecía ser beneficiada porque es una importante productora de petróleo, no obstante, destaco que se haya incluido a Malargüe. Esto significa un avance y puede ser un buen comienzo para que en un futuro todos los mendocinos puedan acceder a él”, expresó.

“De sancionarse finalmente la norma en Diputados, la exención será muy importante para el departamento sureño, ya que implica una baja en el precio de los combustibles que va del 10% al 30%, aproximadamente”.

El texto de la ley propone específicamente una reducción aproximada del 22 por ciento en las naftas y del 12 por ciento en el gasoil a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

El objetivo es restituir una ventaja histórica que la región perdió en la década del 90, cuando al sur del paralelo 42 se pagaba un precio diferencial, mediante un subsidio del Estado Nacional.

Pereyra, quien preside la Comisión de Energía y Combustibles, explicó que el proyecto modifica el artículo 7 de la Ley 23.966 de Impuesto sobre los Combustibles, sancionada en 1991.

Montero explicó que habrá que esperar que la norma sea avalada en la Cámara de Diputados para su sanción definitiva y que, a su entender, esta debería aprobarse sin problemas ya que “hay varios legisladores del oficialismo y la oposición que han participado y defendido el proyecto”.

Comentarios