Andrea Abinet, administrativa del establecimiento, explicó que la idea surgió porque los chicos desconocen lo que es un boliche y fue así que le solicitaron al propietario, Raúl Astrada, la posibilidad de asistir a L´Martina con los alumnos.

“Los chicos están felices, fue una sorpresa, les dijimos que había una fiestita pero nunca les contamos que se trataba de un boliche” relató la entrevistada. Luego manifestó que los jóvenes tenían miedo de que sus padres se enteraran que estaban en un boliche, pero en realidad los adultos ya lo sabían, y muy contenta expresó que “la sorpresa era para ellos”.

Así mismo la profesional explicó que si bien muchos tienen una discapacidad mental, esto no les impide entender y por lo tanto pueden convivir normalmente con el resto de la sociedad.

[cycloneslider id=»recrear-en-el-boliche»]

Por otro lado Abinet amplió el panorama desarrollando el objetivo de esta salida que se llevó a cabo el miércoles. Se trata nada más y nada menos que de integrarlos en distintos ambientes. “Ahora saben lo que es pedir un trago en la barra o solicitar comida, bailar, estar a oscuras, y demás.” apuntó la administrativa.

Recordemos que el “Centro de Día Recrear” cuenta con aproximadamente veinte alumnos con discapacidades diferentes, de los cuales quince fueron parte de esta salida en donde los chicos pudieron conocer sus habilidades y descubrieron lo que pueden hacer en la vida.

A modo de información, Abinet detalló que la institución se encuentra ubicada en la calle Amigorena N° 755 con un horario de atención de 8 a 17. Además especificó que los educandos tienen la posibilidad de realizar terapias psicológicas, fonoaudiológicas, cerámica, manualidades, cantar, bailar, entre otros.

Comentarios