Las elecciones se realizaron el pasado miércoles desde las 6 hasta las 20. Los votantes empadronados podían depositar su voto en las urnas fijas, distribuidas en distintos puntos del departamento, o en las móviles, que fueron trasladadas con un cronograma previamente fijado.

Las urnas fijas fueron colocadas en el Hospital Regional Malargüe, Dirección de Servicios Públicos de la Municipalidad de Malargüe y las restantes en la oficina de ATE. En tanto, las móviles recorrieron otras áreas del municipio, el Hogar Grassi, la delegación de Osep, el Campus Educativo y el Matadero Municipal.

Los votantes contaban con dos opciones: la lista naranja, encabezada por Rubén Domínguez, y la verde-blanca, por Marcia Carrasco. Cada uno de ellos, era acompañado por treinta personas más.

Un 65,2% de los afiliados cumplieron las condiciones para emitir su voto y el escrutinio definitivo arrojó como resultado el 87,5% para la naranja y el 12,5% restante para la verde-blanca.

Luego de conocerse los resultados, Domínguez manifestó que “no hay nada que festejar, porque en esto venimos trabajando desde hace diez años y la gente evalúa, apoya y da su mensaje respecto a la continuidad de este modelo sindical”.

Por otro lado, explicó que algunos de los afiliados no pudieron emitir su voto debido a que no estaban en el padrón y, al respecto, recordó que este fue finalizado en el mes de marzo de este año, de acuerdo al estatuto nacional, por lo que los nuevos integrantes no pudieron votar pero si podrán hacerlo dentro de cuatro años.

Con respecto a las propuestas, el delegado dijo que ellos no presentaron ninguna en especial porque simplemente la gente evalúa lo que ve y si no les gusta es porque algo se hizo mal.

Finalmente, informó que el mandato actual vence el 5 de noviembre por lo que, a partir del 6, se continuará profundizando el modelo sindical de la lista naranja.

Comentarios