La concejala de la UCR Gladys Ruiz explicó a Malargüe a Diario que la reunión tuvo la finalidad de resolver el inconveniente de tránsito que provoca la fila de automóviles que, generalmente, se forma en la zona de la estación de servicio ubicada en las intersecciones de la Avenida San Martín y Cuarta División.

El representante de la empresa concesionaria de la estación de servicio expresó que se ha aumentado la cantidad de personal con el fin de agilizar el despacho de combustible y que han conseguido, por parte de YPF, que se les autorizara el ingreso de los vehículos desde San Martín, alternativa que estaba prohibida por razones de seguridad. “En el caso de haber un accidente siempre el vehículo tiene que estar enfrentado a una salida de emergencia que, en este caso, era la avenida San Martín y, por eso, les ha costado mucho que YPF accediera a este pedido”, explicó.

Ruiz también comentó que se propuso que se utilizara la playa de estacionamiento ubicada sobre la calle Uriburu y Cuarta División, ya que es una zona menos transitada, pero el representante de la estación de servicio dijo que es imposible ya que la empresa que ganó la licitación para hacer la ampliación de la planta de carga de vehículos pesados la construirá en ese espacio. “Esto sumará otra dificultad ya que es necesario sacar del centro la circulación de los camiones”, opinó pero agregó que ante la pregunta de por qué no se construye una estación de servicio más alejada de la ciudad para que lo camiones puedan parar, los representantes de la empresa explicaron que según la cantidad de población de Malargüe esto no es conveniente.

Para esta semana está citado a reunión con la comisión el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Cristian Alcalá, para que explique por qué el ejecutivo autorizó la ampliación de ese sector para cargamento cuando, supuestamente, se está intentando reducir la circulación de camiones en la zona urbana.

Además, en el próximo encuentro, se intentará resolver el problema de la doble fila que se forma  en la avenida San Martín, junto con los oficiales Guerrero y González de la Policía Vial. “Ellos nos explicaron que era muy difícil lograr la prohibición de estacionar en esa zona pero veremos”, expresó Ruiz.

Por último, manifestó que existe la proyección de una rotonda muy pequeña en ese lugar que nunca se puso en práctica, porque aún están arreglando las esquinas y el bulevar no se termina. “Ese organizador vial sería una forma de organizar, sin semáforos, esa esquina que es tan complicada”, sostuvo.

Comentarios