Carlos Vázquez, Secretario de Gobierno, expresó que la finalidad de este encuentro con la prensa es el de proveer, desde ahora en adelante, un informe trimestral público de los trabajos que se encuentran realizando los miembros de la casa de Malargüe en la ciudad de Mendoza, pertenecientes a Pro Malargüe.

La casa de Malargüe, ubicada en pleno centro de la cuidad en la intersección de las calles Las Heras y Perú, contiene a los malargüinos que viajan a la ciudad de Mendoza.  Además del fin social, la casa es una Residencia Universitaria con doce departamentos monoambientes de una y dos habitaciones totalmente equipado. Allí viven alumnos que no pueden pagar un alquiler para estudiar una carrera universitaria.

Wanda Sandoval, responsable del área, explicó que trabajan en conjunto con las direcciones de índole social de la municipalidad como deportes y acción social y cultura, “nuestra finalidad es ser el nexo entre el municipio y la capital”, explicó.

La funcionaria opinó que la residencia estudiantil estaba abandonada ediliciamente, por lo que generaron nuevos espacios que no estaban siendo ocupados, como por ejemplo un local en el entrepiso que servía de depósito y hoy es la oficina de la administración de la Residencia Universitaria. También se modificó un espacio de la terraza, el cual fue convertido en sala de estudios. Antes esa sala funcionaba en uno de los monoambientes del edificio y además de ser un espacio pequeño, se estaba quitando alojamiento a dos becarios.

Sobre la cantidad de estudiantes, son treinta y dos los chicos que se encuentran becados para vivir en ese edificio y cursan diversas carreras en la universidad. Cristina Vázquez, coordinadora de la residencia, explicó que en el mes de octubre y noviembre se pidió la documentación necesaria para ingresar. La documentación es certificado de buena conducta, y documentos que certificaran la situación académica y socioeconómica del aspirante.

En lo que respecta al ingreso de los albergados, explicaron que se evalúa la situación de cada postulante y se hace un orden de mérito. En este año ingresaron la totalidad de los aspirantes. Otro requisito fundamental es aprobar el examen pre universitario. El equipo que evalúa a los postulantes está compuesto por una psicopedagoga, una asistente social y la directora de promoción educativa, Carolina Sandmeier. “Trabajamos arduamente para la selección, no vemos apellidos y colores políticos, solo la condición de los chicos que queremos que sean los futuros profesionales de Malargüe”, expresó la coordinadora de la residencia.

Para permanecer en la residencia los alumnos deberán tener el 70% de las materias aprobadas, ya que hay un control académico que exige un certificado de regularidad y un informe periódico.

Comentarios