Así lo expresó el comandante principal Daniel Martínez, en la celebración del 80 aniversario de Gendarmería Nacional.

El acto por el aniversario tuvo lugar este lunes, en la Plaza de Armas del Escuadrón 29 de Gendarmería Nacional. Allí, el Comandante Principal Daniel Martínez dirigió unas palabras al público y manifestó: “Hace 80 años nacía la Gendarmería Nacional, con el fin de mantener la identidad nacional en zonas limítrofes, preservar la intangibilidad del límite internacional, llevar paz y tranquilidad a lugares hostigados o zonas delictivas, en donde la inseguridad dificultaba el desarrollo social.”

Y continuó: “Pasaron ocho décadas y han incorporado nuevas funciones en distintos ámbitos de acción, demostrando flexibilidad y adquiriendo la característica de una fuerza intermedia.”

El jefe del Escuadrón también reflexionó en esta significativa fecha: “Como todo aniversario, es momento oportuno para realizar reflexiones sobre lo transitado y no para brindar estadísticas procedimentales. Nuestros resultados operativos e investigativos son conocidos por las autoridades políticas y judiciales. Quien debe juzgar nuestro accionar diario es la sociedad, a la cual dirigimos nuestro mejor esfuerzo y quien nos horna con su confianza. En la faz operativa, mantenemos un accionar coordinado y articulado. Ejecutado por las unidades independientes que nos permiten obtener éxito en la lucha contra el consumo de estupefacientes, la trata de personas, el contrabando y los delitos complejos.”

En su discurso, Martínez resaltó el trabajo en conjunto con diversos organizamos nacionales, provinciales y municipales. Trabajo que, según él, se caracteriza por el compromiso individual de cada uno de los integrantes, el esfuerzo del grupo de trabajo, logrando la armonía.

Explicó que desde el año pasado se están efectuando los estudios necesarios para el fortalecimiento de la institución en el sur de la provincia de Mendoza, vislumbrando el crecimiento que tendrá en un futuro no muy lejano. Desde la posibilidad de la instalación de nuevas subunidades departamentales, como el fortalecimiento y mayor presencia en la ciudad de General Alvear y San Rafael; teniendo en cuenta la nueva traza de la ruta 40, que unirá nuestra provincia con la de Neuquén; la proyección de la ruta nacional 188, que unirá Malargüe con General Alvear y todas las demás vías de acceso del sur provincial que se transformarán en verdaderos corredores bioceánicos y que colaborarán con el crecimiento económico y demográfico de la región.

De este modo, el comandante Martínez, se refirió a la necesidad de profesionalización de la Fuerza, frente a todos estos desafíos de la seguridad vial y procedimental para estar a la altura de las circunstancias.

En cuanto al apoyo de la sociedad, resaltó el compromiso y solidaridad de todo el pueblo malargüino y la colaboración que brindan a las actividades con donaciones (mercadería, juguetes, útiles, ropa de abrigo, etc.), con el fin de brindar asistencia sanitaria en escuelas rurales del departamento de Malargüe y llevar esas donaciones. “Son actividades que realmente nos llenan el alma de todos los que nos dedicamos a esto. Por lo tanto debo agradecer al municipio de esta ciudad y todas las personas desinteresadas en ayudar, como lo es, la escuela de Yudo de Malargüe, y muchas personas más”, expresó emocionado el comandante principal Martínez.

Agradeció al municipio local, a todas sus direcciones, al Honorable Concejo Deliberante, a la Policía de Mendoza, Seguridad Aeroportuario, Vialidad Nacional y Provincial, medios de comunicación, por el permanente apoyo y trabajo coordinado. Y concluyó: “Recuerden entonces, que la disciplina, la ley y el orden, normas instituciones, junto al respeto de los Derechos Humanos, normas institucionales, serán el reflejo de nuestros gendarmes. Imagen como una institución democrática consolidada. El gendarme es y seguirá siendo sinónimo de integridad, dedicación y superación.”

Comentarios