El hecho ocurrió anoche, alrededor de las 20:30, en una despensa ubicada en la intersección de las calles Amigorena y Saturnino Torres. Según el informe policial, un llamado ingresa al 911 comunicando que dos individuos estaban asaltando un comercio, por lo que los uniformados se trasladaron al lugar.

Según consta en la denuncia, al comercio ingresaron dos personas de sexo masculino y uno de los delincuentes efectuó un disparo con arma de fuego sin llegar a lesionar a nadie, mientras que el otro involucrado sustrajo la caja registradora con la suma de tres mil pesos, aproximadamente,  en efectivo.

El subcomisario Alejandro Domínguez, encargado de la Unidad Investigativa de Malargüe, dialogó con este medio y detalló que los involucrados en el asalto se dieron a la fuga en un vehículo marca Ford Galaxi de color gris, dominio RMX 774. Al momento del robo, el rodado Galaxi se encontraba estacionado cerca del lugar del asalto, con el motor encendido.  “Un conductor los estaba esperando en el auto, ellos se dieron a la fuga y un ciudadano los quiso detener pero uno de los asaltantes efectuó otro disparo con el arma, sin llegar a lesionar a nadie”, agregó el entrevistado.

Ante esta novedad personal policial montó un operativo para dar con el vehículo en cuestión. Los asaltantes se dieron a la fuga hacia la zona Este de la ciudad de Malargüe, puntualmente por ruta 188. Según consta en la denuncia, un uniformado de la Unidad de Científica de Malargüe logró divisar el rodado sospechoso, por lo que comenzó una persecución a alta velocidad. Finalmente los delincuentes detuvieron la marcha del auto porque vieron un alambrado y en ese lugar fueron reducidos, según especificó el subcomisario Domínguez.

En el rodado se trasladaban cuatro personas, todos fueron aprehendidos y trasladados a la Comisaría 24. Sobre el dinero y la caja registradora, los delincuentes arrojaron el motín en su intento de huida, por lo que horas después se logró recuperar la suma de dos mil pesos aproximadamente y la caja registradora, la cual quedó destruida teniendo en cuenta que los delincuentes la forzaron para sacar el dinero.

Un solo policía pudo contra los cuatro delincuentes

Un punto a destacar es el desempeño de un policía en particular. Se trata del Auxiliar Gustavo Aguirre, quien se desempeña en Científica. Según fuentes policiales fue Aguirre quien llegó primero  en una movilidad hasta el lugar del asalto y después de entrevistar a algunos testigos comenzó a buscar el rodado en el que se trasladaban los sospechosos. Posteriormente este uniformado logró avistar el vehículo en cuestión y después de dar aviso a sus pares comenzó sólo una persecución bajo la oscura noche, en un camino de tierra en el medio del campo y por momentos a una velocidad superior a los 130 kilómetros por hora.

A 38 kilómetros de la ciudad de Malargüe Aguirre logró hacer que los asaltantes se detuvieran. Eran cuatro y se creía que aún portaban el arma de fuego con la que amenazaron a la víctima. Según fuentes policiales primero salió del rodado un hombre y luego los demás, por lo que el auxiliar de científica los redujo uno por uno. Posteriormente Aguirre esperó al resto de los uniformados, quienes llegaron minutos después.

“Es importante destacar la labor del auxiliar Aguirre porque él fue quien logró avistar el vehículo, avisó al resto de los policías y después de una persecución logró detenerlos”, resaltó el subcomisario Alejandro Domínguez en diálogo con Malargüe a Diario.

Domínguez comentó además que en el transcurso del día se les continuará tomando declaración a los involucrados, quienes están a disposición de la justicia. Además, personal policial se abocó a la búsqueda del arma con la que los delincuentes efectuaron dos disparos. “Creemos que la arrojaron en la persecución”, sostuvo.

En lo que respecta a los sospechosos del asalto, los cuatro son oriundos de Malargüe. Según informaron desde el Ministerio de Seguridad, los imputados son: un joven de 15 años quien al momento de la persecución era el que maneja el Ford Galaxi, un adolescente de 16 años y los mayores de edad son Brian Áxel Ortiz Aranibal, de 19 años y Pablo Daniel Mendoza Luna, de 20 años. Los dos últimos ya tienen antecedentes policiales por distintos ilícitos.

Comentarios