La Cámara de Diputados dio sanción definitiva a la ratificación del Decreto 1130/20, mediante el cual se aceptó la donación con cargo a favor de la Provincia de Mendoza de dos inmuebles ubicados en el área natural La Payunia, en el departamento de Malargüe.

Se trata de dos inmuebles rurales, uno de poco más de 5.245 ha y otro de 10.338 ha, en el distrito La Escondida, El Peralito, a los que se accede mediante huella de acceso desde la Ruta Provincial 180.

Según se explica en el texto del proyecto del Poder Ejecutivo remitido a la Legislatura, “el polígono que comprende la reserva está constituido mayormente por lotes de dominio privado, intercalados con algunos de orden fiscal. Por ello, resulta de suma importancia considerar el incremento de la superficie de dominio público, lo cual redundará en mayor presencia efectiva del Estado en materia de conservación de los recursos naturales y culturales de la Provincia”.

En la fundamentación, se explica además que “a fines del año 2019, y luego de más de 5 años de trabajo, se finalizaron las gestiones tendientes a incorporar tierras privadas y otras con derechos de uso renunciados al dominio público de la Reserva la Payunia, Mendoza. Este trabajo fue encabezado por WCS Argentina, con la colaboración de Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) y la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables (DRNR)”.

Finalmente, agrega al respecto que “la Reserva Natural La Payunia es una de las áreas naturales protegidas de la zona Sur de la provincia de Mendoza, departamento Malargüe, es representativa de la ecorregión patagónica andina, contiene importantes valores de conservación de bienes naturales y culturales (flora, fauna, vulcanismo, biodiversidad, paisaje, yacimientos arqueológicos)”, y “cuenta con 665.682 ha, considerando lo establecido mediante Decreto-Ley 3917/82 y la Ley 8224/10”.

Al ser puesto en consideración del cuerpo, Emiliano Campos, diputado por la UCR y titular de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales que le dio despacho favorable al expediente por unanimidad, indicó que consiste en “la ratificación del decreto 1130”, que acepta la donación con cargo de “dos inmuebles que en total suman 15.640 hectáreas y que van a integrar y formar parte de la Reserva Natural La Payunia, en el departamento de Malargüe”.

Agregó Campos que “esto surge tras un convenio firmado entre la provincia de Mendoza y dos fundaciones (Vida Silvestre Argentina y WCS), que tiene por objeto la preservación del medio ambiente y la conservación de la vida natural; que adquirieron los campos, y que ahora los donan a la Provincia para que los integre al área natural La Payunia”.

El legislador sostuvo que “es de destacar que estas tierras son prácticamente ya una reserva”, por el destino que han tenido a partir de lo propuesto por los privados y por la Provincia. Asimismo, manifestó que “el objeto específico del convenio firmado entre la Provincia y estas fundaciones es justamente promover la colaboración para incrementar las tierras públicas destinadas a la conservación del patrimonio natural a perpetuidad en la provincia de Mendoza para el beneficio de las futuras generaciones”.

Además, el diputado enumeró algunos de los alcances que tiene el cargo a la Provincia, que es que se debe cumplir al aceptar la donación. Aquel que más sobresale, entre otros, por su importancia, es el que se relaciona con la intangibilidad de los inmuebles como zona de protección estricta de la Reserva La Payunia, pero además no se puede enajenar, como tampoco constituir derechos reales a favor de terceros ni ser destinados a explotación comercial o industrial.

En tanto, desde la Secretaría de Ambiente de la provincia, su titular, Humberto Mingorance, afirmó que “es un gran compromiso para la conservación y la biodiversidad de esta área natural protegida. Hemos hecho un gran trabajo entre la Fundación Vida Silvestre y la Secretaría de Ambiente en estos últimos cinco años para concretar este paso tan importante”.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza. 

Comentarios