Así se expresaba quien encabeza la Dirección General de Escuelas de Mendoza en su visita a Malargüe. Aseguró que cada comunidad educativa puede implementar diferentes estrategias.

A dos meses del inicio del ciclo lectivo presencial 2021, muchos son los reclamos que se le realizan al Gobierno provincial ante el avance de la segunda ola de covid.  Hay quienes creen que la presencialidad se tendría que posponer para los meses más benévolos, climatológicamente hablando, y quienes plantean mantenerla.

José Thomas, quien encabeza la Dirección General de Escuelas de Mendoza, visitó nuestro departamento. “La ventilación es cruzada, las ventanas deben estar abiertas, si son grandes, sólo 5 centímetros y, del otro lado, ventana o puerta también 5 centímetros; la calefacción puede estar prendida, he visitado escuelas en Malargüe y creo que están las condiciones dadas para tener presencialidad; Malargüe tiene indicadores muy bajos todavía de covid en esta ola”, explicó Thomas el viernes 7, respondiendo a los reclamos por el frío extremo que se vive en nuestra localidad y agregó:  “Malargüe no tiene ningún indicador, ni provincial ni nacional, ni del Consejo Federal que indique que no puede tener presencialidad. Sí puede ocurrir que una escuela se tenga que cerrar, los protocolos son muy estrictos epidemiológicamente con cada comunidad educativa, eso es bueno para que los padres tengan la tranquilidad que cuando la escuela se tenga que cerrar se va a cerrar”.

Además, Thomas explicó que el Gobierno provincial tiene voluntad de diálogo con la comunidad en general, “no tenemos una posición intransigente en este punto, todo lo contrario, hemos sido muy estrictos con el cierre de escuelas; hay que ir bien abrigados pero con estos requisitos pueden estar abiertas”.

Thomas fue consultado sobre su parecer respecto del sector de la sociedad que exige el cierre de las escuelas y el retorno a la educación virtual: “La sociedad hace tiempo que no pone a la educación como bandera de que es lo más importante; el Gobernador fue claro en el discurso y dijo que educación y salud van de la mano, no pueden ir separados; la escuela da contención emocional, comida en muchas cuestiones; ponemos en primer lugar la escuela junto con la salud, eso tenemos que transmitir, que estamos trabajando para poner primero la escuela, el mejor lugar para un chico hoy es la casa y la escuela.  Si usted está dispuesto a que su hijo se quede en su casa y no salga a ningún otro lado hasta que se acabe esto, podríamos pensar en no presencialidad pero necesitamos que los chicos sociabilicen, es fundamental para su crecimiento y salud emocional; para eso necesitamos las escuelas abiertas, tal vez con menos presencialidad de la de hoy, estamos evaluando empezar la jornada más tarde, que sean menos días, hay muchas propuestas intermedias pero nos parece increíble amparos que han presentado para que cerráramos todas las escuelas de Mendoza”.

Quien encabeza la Dirección General de Escuelas de Mendoza afirmó que, para mantener la presencialidad, es vital la participación de toda la comunidad educativa: “Le hemos pedido a cada directora que realice su mejor plan operativo para su comunidad, no es lo mismo si el chico va caminando, si va en transporte público, si lo llevan los padres, si va en bicicleta, si hace diez kilómetros o viven todos cerca”.

Respecto a las escuelas rurales, Thomas manifestó que esa es una situación más compleja: “El Consejo Federal de Educación redactó un protocolo para las escuelas albergues, tienen su complejidad pero, por eso, escuchamos a su director y construimos entre el director, el supervisor, la comunidad y la gente del Ministerio de Salud”.

Thomas se refirió también al contenido curricular que se les está impartiendo a los alumnos: “Se viene recuperando, no hay una cuestión unificada, en algunas escuelas han podido mejorar más, en otras menos, tiene que ver también con el nivel de desconexión del año pasado de esa comunidad, es algo bastante heterogéneo”.

Respecto de la virtualidad que se está llevando a cabo en los niveles superiores, Thomas explicó: “La política se fijó para toda la provincia en lo que tenía que ver con educación no obligatoria, no sólo superior sino también jóvenes y adultos; hace falta disminuir la circulación y creemos que, el nivel terciario tiene más capacidades para tener clases teóricas a distancia, igual ha quedado habilitada toda la parte práctica para que nadie se retrase; los alumnos del terciario tienen más autonomía, tienen más tecnología, tienen más conectividad o pueden trasladarse para conseguirla, desde ese lugar creemos que ayuda a toda la provincia, realmente baja la circulación”.

Thomas también hizo mención a la vacunación de los docentes: “Estamos poniendo hoy la segunda dosis del primer grupo, que es lo que nos ha llegado de Buenos Aires, y estamos listos para seguir vacunando, ojalá podamos vacunar a todos antes del invierno más fuerte pero dependemos de las vacunas que lleguen de Nación; en una pandemia necesitamos el comportamiento ciudadano, la comunidad en general debe respetar los protocolos, una parte del compromiso es interpelar a aquel que no está cumpliendo las normativas”.

Por último, Thomas afirmó que cuando un docente se ausenta por algún caso relacionado al covid, aunque no sea covid positivo necesariamente, no tiene ni tendrá ningún tipo de descuentos, “es así desde que se inició la pandemia, eso está en el primer decreto del Gobernador, no hay ningún descuento si la falta está relacionada con covid”.

Foto: Gentileza José Thomas.

whatsApp

Amigos lectores, pueden recibir en su whatsApp nuestras noticias, solo tienen que unirse a nuestro grupo de difusión haciendo clic en: Unirme al grupo de difusión.

Telegram

Para unirte a Telegram podes hacer clic acá: Unirme al grupo de Telegram de Malargüe a Diario.

Comentarios