La Ordenanza N° 1656, aprobada hace dos años, que establece el sistema de estacionamiento medido y pago para el ejido urbano de la ciudad fue debatida en la sala amarilla del Centro de Convenciones.

Los moderadores fueron los abogados Daniel González y Fernando Marchetti y el impulsor de la ordenanza, el ex concejal Fabián Pérez que hoy se desempeña en la Asesoría Letrada del Municipio, estuvo presente como expositor.

La finalidad de la norma es imponer un estacionamiento pago por el término de una hora y prorrogable solo por otra más, ya que luego de dos períodos se deberá mover el vehículo para dejar libre el espacio.

La idea, comentó Pérez, es que los automóviles o motos no permanezcan toda una mañana estacionados en un mismo lugar y dar la posibilidad a otras personas que deben realizar trámites o hacer compras.

Además, dijo que la ordenanza nació ante situaciones tales como los inconvenientes para estacionar, las infracciones que se registran al hacerlo en doble fila, la falta de un lugar exclusivo para las motos y el crecimiento del parque automotor.

El sistema contempla el marcado de tarjeta, “como en casi todo los lugares de la provincia”, indicó el funcionario y el control estará a cargo de la Municipalidad. La medición funcionará en la avenida San Martín, desde la calle Batallón Nueva Creación hasta Beltrán. “De todas maneras, en la audiencia pública se presentaron sugerencias que quedarán a criterio de análisis del señor intendente”, aclaró.

Por lo pronto, el estacionamiento medido regirá en la mañana que es cuando se produce el mayor colapso pero aún no se sabe cuál será el monto a pagar, ya que lo propuesto en el proyecto originario ha quedado desactualizado y el Concejo Deliberante deberá analizarlo nuevamente cuando se vuelva a presentar la norma con las reformas correspondientes.

No habrá privilegios para el personal municipal pero sí podrán estacionar gratuitamente las personas con discapacidad, los que cumplan servicios de salud o emergencias, tal como lo establece la ley de tránsito. En tanto, la carga y descarga de mercadería deberá hacerse fuera del horario de estacionamiento medido, es decir, bien temprano en la mañana o en la tarde.

Una de las entidades que se hizo presente en la audiencia fue la Cámara de Comercio. En diálogo con este medio, su vicepresidente Pedro Martínez explicó que en los últimos días realizaron una encuesta a los negocios de la zona y un 55% está de acuerdo con la medida.

No obstante, opinó que hay cuadras vitales que deberían quedar liberadas. “Se trata de dos cuadras de la calle Uriburu desde Rodríguez hasta Saturnino Torres y una de Inalicán desde San Martín hasta Uriburu, ya que la mayoría de los comerciantes deben hacer trámites en el banco, AFIP, Municipalidad, Registro del Automotor, entre otros”, especificó.

Para Martínez, el estacionamiento en la zona de los bancos debería estar prohibido solo en la mañana ya que en la tarde ya no hay colapso y es un lugar que queda inutilizado”.

Por otra parte, la Cámara de Comercio planteó en la audiencia que se destine personal municipal para que reparta las tarjetas en lugar de tener que ser adquiridas en los negocios, lo que hace más engorroso el trámite. Además, sostuvieron que cada área municipal debería tener un espacio reservado para los vehículos de uso oficial.

Tanto Pérez como Martínez coincidieron en que debe destinarse un espacio a las motocicletas y el funcionario expresó que las motos no pagarán estacionamiento pero solo podrán hacerlo en el sitio que se destine específicamente para ello.

Aún no está establecido cuándo comenzará a funcionar este sistema ya que resta realizarse la señalización correspondiente, entre otras acciones previas.

Comentarios