El problema ocurrió en la escuela albergue Pablo Neruda, de Carapacho y en diálogo con Malargüe a Diario el director del nivel secundario, Enzo Soratto,  explicó cómo sucedió este inconveniente que dejó sin luz, ni agua al establecimiento escolar. En este sentido el Director dijo: “El sábado 6 de febrero junto a un profesor nos movilizamos hasta la escuela, porque la idea era plantar papas y al encender el motor el celador revisó que estuviera bien el aceite y el agua, estuvo funcionando aproximadamente 20 minutos y saltó una biela y rompió un costado del motor”.

El motor en cuestión es utilizado en esta escuela albergue para generar 220 volts y  sirve además para el funcionamiento de las bombas de agua, un teléfono, entre otras cosas. Como consecuencia de este problema, el 29 de febrero los alumnos de la escuela primaria 8-705 no pudieron comenzar con las clases, según explicó el director Enzo Soratto.

La escuela en cuestión está ubicada a 70 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Malargüe y Edemsa es quien debe realizar el trabajo correspondiente para reemplazar o reparar el motor.

Finalmente, en horas de la mañana de hoy (martes) desde Edemsa, a través del gerente Gustavo Quijano, confirmaron a Malargüe a Diario que ayer personal especializado trabajó en el lugar y en las próximas horas se estaría solucionando el problema. Sobre este tema el ingeniero Jorge Fernández, secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio, agregó que reemplazaron el motor dañado por uno que estaba en la escuela de Bardas Blancas. El mismo fue trasladado por el empresario Andrés Nieto, quien lo hizo a modo de colaboración.

Fernández también comentó que están trabajando para recuperar el grupo electrógeno viejo que está sin uso en el Hospital Malargüe y lo más posible es que ese grupo sirva para lidiar con problemas de estas características.

Comentarios