Trabajadores del Hospital Regional, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado, se manifestaron en la intersección de las calles Avenida Roca y Esquivel Aldao, entregando folletos a los automovilistas al compás de los bocinazos, ya que a la vez sostenían carteles que rezaban “Si nos apoya, toque bocina”. Los folletos repartidos visibilizaban el reclamo dirigido al Ministro de Salud Rubén Giacchi por estabilidad laboral, es decir el pase a planta permanente de los trabajadores de la salud.

Rubén Domínguez, delegado de ATE en Malargüe, enfatizó sobre el Acuerdo Paritario de 2014, dicho contrato establecía, según el funcionario, que todos los trabajadores que se encontraban en situación de contrato, prestación de servicio o locación debían pasar a planta permanente el 30 de diciembre de 2014 y solo han pasado 5, en su mayoría profesionales. Según Domínguez, esa situación de negligencia era igualmente imputable a la gestión anterior como a la nueva, ya que después de transcurridos 8 meses de gestión no han cumplido en la medida en que debieran haberlo hecho.

En la misma línea el Secretario General de A.T.E. en Malargüe explicó que el reclamo consistía en la elaboración de un Acta Paritaria en la Subsecretaria de Trabajo, que contuviese un cronograma progresivo con fechas de pase a planta efectiva de los prestadores externos, que emiten factura al Hospital. Debía considerarse la antigüedad de cada uno, en donde los que más tiempo llevan en esas condiciones ingresaron en el año 2012. Se trata en su mayoría de enfermeros pero se cuentan además, técnicos radiólogos, instrumentistas, personal de mantenimiento y administración. Quienes pretenden la cobertura de una obra social, aporte jubilatorio a sus cajas y tener acceso al crédito financiero bancario.

En diálogo con Malargüe a Diario, Domínguez dijo: “El Estado por lo que vemos siempre, independientemente de los gobiernos que los conducen, son especialistas en hacernos cumplir la ley a todos los ciudadanos. Pero ellos son los encargados de violarla sistemáticamente. En el lugar donde se da con mayor frecuencia el trabajo en negro y que nadie se pone colorado, es en el Estado. Vos vas a un comercio ahora, con una inspección de la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social y si ese comerciante no tiene a los trabajadores en blanco lo intiman a que los ponga y eso implica multas, eso pasa del Estado hacia afuera.”

También calificó de “desafortunada” la visita del Ministro de Salud Ruben Giacchi, el viernes 15 pasado al departamento, porque no mantuvo conversación alguna con los trabajadores que se habían manifestado los días martes y miércoles anteriores y por los incómodos entredichos mantenidos entre un periodista de Malargüe y el Ministro. “Tanto el Ministro como el Director del Hospital son empleados nuestros, pero no entienden el poder así. No vamos a permitir el abuso de poder en Malargüe,” expresó Domínguez.

Por otra parte el Director del nosocomio, doctor Julio Montes, el día miércoles 20 se habría comprometido a interceder por los trabajadores ante el Ministro, aunque tras cuatro días consecutivos de paro, los contratados nucleados en A.T.E. no habían obtenido novedades al respecto, según acusó Domínguez.

Después de la asamblea mantenida el viernes 22 al medio día, desde A.T.E. se decidió que extenderán las medidas de fuerza progresivamente, aunque posiblemente cambien el escenario de las manifestaciones y se movilicen en diferentes barrios haciendo atención primaria de la salud, hasta que reciban alguna propuesta que resuelva el conflicto, según anticiparon a este medio.

Comentarios