Deslumbraron en varios clubes locales. Se caracterizan por sus destrezas y humildad a la hora de jugar.

Carito, Román y Yanela son tres de los seis hermanos que conforman la familia Bibanco Andrade, todos futbolistas en diferentes clubes y niveles.

Hace un tiempo y por las vueltas del destino, Carito de 13 años, deslumbró con sus habilidades al equipo técnico de Ciudad Deportivo Tupungato, tanto así que terminaron convocándola a ella y a dos de sus hermanos para que formen parte del club.

“Carito, con vistas a cumplir su sueño que es jugar algún día profesionalmente en el fútbol femenino, le comentó su situación al cuerpo técnico, le dice a Roberto Estrella, el director técnico, que su proyecto era irse a jugar a otro lugar, poder crecer, pero con su familia como apoyo”, narró para Malargüe a Diario Isabel, mamá de los Bibanco Andrade y continuó: “Dijo que éramos el apoyo que necesitaba y en unos días la llamó y me hizo una propuesta de trabajo en Tupungato, nos buscaron alquiler, nos pagaron los pasajes, nos dieron estadía, ellos fueron a probarse y Yanela, mi hija de 20 años, Carito y mi hijo Román también quedaron; así que los tres han sido seleccionados para que vayan a jugar y algún día puedan tener la chance de jugar profesionalmente, porque este club, tanto como otros clubes que hay dentro de Tupungato, le dan salida y posibilidad a los chicos para que vayan a probarse a equipos de la primera de fútbol femenino y masculino”.

Según contó orgullosa Isabel, Carito y Yanela fueron convocadas para jugar en la primera división del club tupungatino y Román va a continuar en la quinta división de dicho club, “nos vamos a proyectar un futuro todos juntos, a ser felices y tratar de crecer en esto tan lindo, que es lo que ellos aman y yo como mamá estoy ahí para apoyarlos, para ayudarlos a crecer, van con escuela, más que contentos, más que felices por esta nueva oportunidad que se les da a ellos”.

Isabel recordó y agradeció a los clubes malargüinos donde jugaban sus hijos, Carito y Yane en Deportivo Malargüe y Román en San Lorenzo: “Ellos están muy felices, muy contentos por esta oportunidad y se van con un proyecto, llevar y dejar muy en alto al departamento de Malargüe y a sus clubes, demostrar que los sueños se pueden lograr, que hay que trabajar, a veces sacrificarse, entrenar duro, comprometerse y que siempre hay que ir de frente, con humildad ante todo”.

Por último, Isabel aprovechó para dejar un contundente mensaje: “Carito y sus hermanos quieren mostrar que acá, en Malargüe, hay muchos chicos que tienen muchas cualidades, los clubes grandes siempre llegan a San Rafael, a Alvear y de Malargüe se olvidan y acá hay muchos chicos, desde los arqueros hasta volantes, mediocampistas, defensores, que tienen excelentes cualidades y por ahí no tienen ese apoyo o nadie los viene a ver y tampoco tienen la posibilidad de poder salir y demostrar que acá también hay chicos con grandes cualidades y con muchos sueños y grandes ganas de crecer en esto que es el fútbol, tanto femenino como masculino”.

Comentarios