Uno de los involucrados es familiar directo de un policía, por eso intervino Gendarmería Nacional.

La investigación comenzó en noviembre del año pasado y los hechos fueron registrados por los propios acusados que, además, intercambiaban el material. Las víctimas, un niño de 9 años y otro de 1 año y 9 meses, fueron abordados por el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), según informaron desde el Ministerio Fiscal.

Los allanamientos estuvieron encabezados por el Fiscal Javier Giaroli y arrojaron como resultado la detención de un hombre y una mujer sospechados de cometer abusos sexuales y corrupción de menores contra dos niños de 9 años y 1 año y 9 meses. Ambas personas ya se encuentran detenidas en la Comisaría 24 y pasarán a la Penitenciaría, hasta la audiencia de prisión preventiva. Entre las pruebas más contundentes recabadas por el Ministerio Público Fiscal, se encuentran registros audiovisuales que confirmarían la participación de los acusados y el lugar de los hechos. Además, el material de abuso sexual infantil fue subido a la nube por la mujer detenida e intercambiado entre ambos acusados.

La investigación tiene su punto de partida en noviembre de 2022, cuando una ONG internacional reportó actividad sospechosa proporcionada por las empresas Instagram y Google. Luego de instancias nacionales y provinciales, la causa llegó a manos de la Fiscalía de Instrucción que encabeza Giaroli. Así, se llegó a los allanamientos que tuvieron asiento en Malargüe y que contaron con una colaboración indispensable de la Gendarmería Nacional, dado que uno de los acusados es familiar directo de un Policía, lo cual llevó a mantener el avance de las investigaciones en absoluto secreto.

De acuerdo a las pruebas recabadas, se determinó que un hombre con domicilio en Malargüe había abusado sexualmente de un hijo que, al momento de los hechos, tenía 9 años. Estos hechos fueron registrados en fotos y videos que el hombre envió luego a una mujer, también con domicilio en Malargüe que, a su vez, habría hecho lo mismo con un niño de 1 año y 9 meses de edad. Ambas personas intercambiaron el material y la mujer lo subió a la nube, lo que generó el alerta que llamó la atención de los organismos de cibercrimen.

El material filmográfico allanado y que ahora es parte clave de la prueba determinó que el lugar en donde se produjeron los abusos son los mismos domicilios allanados y el nivel de detalle permite determinar que los detenidos son quienes participan de los videos y que los niños, que ahora están contenidos por el ETI, son las víctimas. El material es de tanta cantidad y calidad que se pueden observar señas corporales que no dejan dudas con respecto a los autores ni a las víctimas que fueron cotejados con los informes forenses, según se informó desde el Ministerio.

El encuadre penal que enfrentan los detenidos, hasta el momento, es de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la situación de convivencia; corrupción de menores agravada por haber sido cometida por el ascendiente; producción de material de abuso sexual infantil agravada por ser la víctima menor de 13 años; facilitación de material de abuso sexual infantil agravada por ser la víctima menor de 13 años; y tenencia de material de abuso sexual infantil también agravada.

De acuerdo a lo informado por el Fiscal Giaroli, quien junto a dos secretarias participó de los allanamientos, ahora la investigación sigue su curso para determinar si además ha existido comercialización de este tipo de material.

Nota relacionada:

Abusaban de niños, los filmaban y subían el material a internet

Amigos lectores!

Pueden recibir en sus whatsApp y/o en su telegram nuestras noticias, solo tienen que unirse a nuestro grupo de difusión haciendo clic en estos botones:

https://chat.whatsapp.com/GjxgvwyyPQO9m8UN4gQDCH

Comentarios