Las autoridades afirman que realizaron los pasos según dictan los protocolos.

En la escuela, al igual que en el resto de los entornos sociales, es frecuente la aparición de conflictos; la manera de abordarlos va a determinar, no solo el resultado que se obtenga, sino también lo que se aprenda de él.  De hecho, a partir de los distintos conflictos con los que nos vamos encontrando en la vida, desarrollamos una serie de habilidades personales, sociales, de comunicación, de relación que nos permiten integrarnos socialmente con otras personas. A través de este proceso, adquirimos una serie de estrategias para resolver de una manera pacífica las dificultades y problemas que van apareciendo.

El hecho sucedió el pasado lunes, durante un recreo en la Escuela Gendarme Argentino.  La menor en cuestión tiene 5 años y el 1 de marzo comenzó el ciclo escolar en el turno tarde; con un diagrama que alterna semana a semana 3 y 2 días de presencialidad.  Según relató su mamá, Melisa Zangla, una hora y media antes de finalizar la jornada escolar, recibió el llamado de la maestra de su hija quien le comunicaba que su nena se había chocado con otra compañera, pero que no revestía ninguna gravedad el caso. “Me dijo que se había lastimado el ojito y le había puesto hielo, pero que no me preocupara. Cuando la retiré a la salida, vi que tenía el ojo hinchado pero la maestra no me dijo nada; en casa le pregunté cómo se había golpeado pero no sabía decirme y me quedé con lo que me dijo la maestra”, manifestó para Malargüe a Diario Zangla y continuó: “Tipo 4 de la mañana, empezó con fiebre y vómitos, cuando le saco la remera porque le había subido mucho la temperatura, le veo los moretones en la espalda y en el pecho; al preguntarle qué le había pasado me dijo que 2 nenas en la escuela la habían agarrado a patadas en el piso”.

A raíz de los síntomas que presentaba la menor, su familia decidió llevarla a la guardia del Hospital Regional Malargüe, donde el profesional que la atendió, según afirmó la señora Zangla, constató los golpes y sugirió que hiciera la denuncia en la Policía.  “Hice la denuncia y de ahí me mandaron a Dirección General de Escuelas y de ahí a la Supervisora; quien me dijo que no iba a hacer nada, que iba a hacer un acta porque fui pero no podía hacer nada porque tienen un reglamento escolar que seguir; vuelvo a la escuela y me dicen que ellos no han visto nada, que lo que saben es que se había chocado con una nena y que iban a averiguar; el jueves me reuní con la Directora, la Vicedirectora y la Supervisora en la escuela y me dijo que había lugar en otra escuela para cambiar a la nena, cuando el día anterior me había dicho que no por eso yo la cambié al privado”.

Por otro lado, dialogamos con Carina Sadaca, inspectora Técnica Escolar de la Sección Nº37 de Nivel Primario quien explicó que, la semana pasada, junto al inspector Técnico Escolar Regional Sur, Pablo Saso, estuvieron haciendo lo que se conoce como trabajo en territorio, “visitamos la escuela Gendarme Argentino, turno tarde, donde recorrimos los distintos espacios”. Según los protocolos, informó la supervisora, los chicos están trabajando por grupos reducidos, en esta institución cuentan con un patio para 1º grado, otro sector para 2º grado y otro sector para 3º grado, con distintos accesos; “tengo la imagen de la maestra esperando en la puerta del baño la salida de los chicos, higienizándoles las manos con alcohol y de un grupo, de 5 maestras al menos, que estaban a cargo de los nenes de 1º, es decir, todo bastante adecuado según el protocolo en cuanto a los espacios, el personal y la rutina; grados que estaban trabajando mientras los 1º estaban de recreo; esa es la primera vista que tengo”.

Cuando la señora Zangla se comunicó con la Inspectora, según su versión, ella se encontraba en la entrada de La Junta y la citó en un horario en su oficina, “el primer paso es escuchar a los papás, esa es una de mis funciones y lo que pude concretar, la primera pregunta que le hice fue si había hablado con la Directora porque cuando uno tiene un problema en una institución se tiene que referir a la persona que está a cargo, antes de decir que no se hicieron cargo.  En la Dirección General de Escuelas hay un protocolo para tratar situaciones de emergencia, de conflictos y, la situación, según mencionaba la mamá, era una situación de violencia entre pares; cuando visité la escuela vi el acta redactada donde se menciona que la niña se había chocado con una compañera y se llama y pone en sobre aviso a la mamá, como la nena estaba bien, después del recreo continuó en clases y la familia la retiró a las 18, hora de salida, la mamá ahí tampoco observó nada, hasta que levantó fiebre a la madrugada y le vio los moretones, le preguntó qué le pasó y, según la mamá, la nena dijo que le habían pegado otras nenas”.

Según explicó la Inspectora Técnica, el primer relato de la nena en la escuela es que se golpeó con otra, “eso es lo que se escribe en el acta, el relato de los niños, lo que ellos dicen.  El martes llamé a la institución para que reciban a la familia y le den las explicaciones que corresponden.  Ni la docente ni la directora tuvieron la oportunidad de explicar la situación. Nosotros no estamos exentos de que ocurran hechos de violencia en las escuelas, nadie lo puede garantizar pero tenemos la vista preventiva de tener los espacios cuidados, de tener los niños observados, de buscar la manera de evitar ciertos inconvenientes”.

En contraposición a los dichos de la mamá de la menor, la Inspectora habría informado a la familia el horario en que podía acompañarlos a la escuela:  “Le avisé a la familia que a las 4 de la tarde los podía acompañar a la escuela, ellos decidieron ir antes y de ahí dijeron que no hice nada; el protocolo se activa y se van observando varias cuestiones; el lunes sucedió este problema, el martes los recibí en supervisión y recién el miércoles volvió la burbuja del lunes donde podíamos ver bien quiénes habían estado pero no para identificar culpables sino para trabajar lo que es la socialización y el trabajo con los demás ya que cualquier conflicto tiene que ser resuelto entre todos los actores”.

La inspectora Sadaca manifestó que, por más que los padres hayan decidido cambiar a la niña de escuela, “nosotros tenemos que seguir trabajando con ese grupo. En el momento, y según consta en las actas, por lo que he estado averiguando y entrevistando, ha sido un golpe de frente que la maestra no lo vio porque estaba atendiendo a otro chico y eso no dice que no pueda suceder, ni tampoco dice que la maestra lo descuidó y esta explicación se la dieron a la mamá verbalmente en la escuela. El martes la inspectora se reunió con los padres, a las 2 de la tarde la escuela se reunió con los padres y dio una explicación y ese mismo martes se había acordado que el jueves a las 14 volvían los papás para ver qué habíamos resuelto, en el camino decidieron cambiarla de escuela y publicarlo en los medios; hicimos todo como lo indica el protocolo; la Directora, personalmente, le dijo a la familia que estaba abierta para escuchar y que lamenta mucho que trasciendan esos comentarios, las cuestiones se resuelven por las vías que corresponden; si hubiese sucedido ese episodio en la escuela estaríamos obligados a resolverlo desde la escuela.  La escuela se reunió con los padres y dio explicaciones, la supervisión le abrió las puertas y les dio explicaciones y el protocolo se activó más allá de que la familia decida sacarla de la escuela”.

Sobre la decisión de los padres de cambiar a la menor de institución educativa, la inspectora Sadaca explicó: “Ubicar niños en 1º grado fue muy difícil este año, había lugar en la escuela Gendarme porque desdobló secciones, antes tenía 4 de primer grado y ahora tiene 5 porque tenía demasiados alumnos y, posiblemente, si le busco otro lugar no sería conveniente por el domicilio, eso es lo que expliqué, no que no había lugar, aclaré que había lugar en una escuela que queda cerca de donde mandan a su otra hija pero me dijeron que ya habían pagado la matrícula en otra escuela, lugar tienen pero ellos decidieron cambiar a la nena a una escuela privada”.

Por último, la Inspectora Técnica Escolar de la Sección Nº 37 informó que, ante este hecho, tomó intervención la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las trayectorias Escolares (Doaite), quien se reunió con la madre de la nena y una psicóloga de dicho organismo, “la psicóloga se reunió con la mamá y ella determina qué es lo que se debe hacer y qué no”.

whatsApp

Amigos lectores, pueden recibir en su whatsApp nuestras noticias, solo tienen que unirse a nuestro grupo de difusión haciendo clic en: Unirme al grupo de difusión.

Telegram

Para unirte a Telegram podes hacer clic acá: Unirme al grupo de Telegram de Malargüe a Diario.

Comentarios