Los habitantes de esa zona expusieron que, hace casi dos meses, el jefe comunal y su secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, se comprometieron a resolver varios temas que hacen a su bienestar.

En aquella oportunidad, los vecinos solicitaron que se realizara una reunión para resolver qué zonas se priorizarían para tender el alumbrado público pero, de acuerdo a lo que manifestaron,  “el Municipio, en forma unilateral, alumbró la calle Las Loicas (ex-Grassi) y Las Golondrinas (ex Constitución Nacional), sin respetar la cantidad de luces por cuadra que se proponían.

Además, ellos argumentan que nunca les dieron una respuesta respecto a otras compromisos asumidos como el material para la confección de los carteles de las calles con los nuevos nombres aprobados por el Concejo Deliberante; el traslado del paso de los camiones que trabajan para la CNEA, que hoy se realiza por calle Las Loicas; reunión con Ecogas para tratar el tema de la red; la recolección diferenciada de residuos; el cambio de la torre de alta tensión que está en la intersección de Las Golondrinas y Los Teros; el informe del relevamiento necesario para poder escriturar los terrenos; el servicio público de transporte de pasajeros; la recolección de residuos de construcción, podado, chatarra, tal cual se realiza en otros barrios de Malargüe.

Por otra parte, habían convenido el paso de la máquina niveladora y el riego de las calles de la Colonia pero los vecinos señalaron que esto tampoco se cumplió y expresaron que han superado allí “el record histórico de 17 meses sin este servicio”.

En tanto, el presidente de esta unión vecinal, Alberto Albino, también hizo público algunos cuestionamientos a la autoridad de Irrigación, entre ellos lo relacionado con los sifones sacados de la calle Las Loicas. De acuerdo a lo que los vecinos sostienen, el funcionario les informó, en su momento, que la empresa contratista que debía hacer los puentes en esa calle iba a reubicar los sifones dentro de la misma colonia, pero esto no se realizó y se los han ido llevando paulatinamente.

“Un vecino vio como, una madrugada, cargaban los sifones a un camión de la empresa contratista y se los llevaron”, mencionó.

Además, se quejaron de que en varias hijuelas hay compuertas que no poseen con los estándares mínimos para cumplir su función, por lo que se pierde mucha agua y tienen cada vez menos para regar.

Por último, con respecto a los turnos de riego, solicitaron que se estandarice la rotación de los horarios para tener continuidad y poder organizar mejor el riego. “Por ejemplo, si un vecino tiene ocho horas de riego, que la primera semana sea de 8 a 16, la segunda de 16 a 14, la tercera de 24 a 8, y así repetir el ciclo”, sugirió el representante vecinal.

Comentarios