El director del nosocomio, Genaro Gerbaudo, comentó que si bien ya se venía trabajando en esto, esta es una entrega simbólica de la primera cuna en el departamento y anticipó que, una vez que se terminen las unidades disponibles, se les dará a las mamás un Boucher para que la retiren apenas lleguen las otras.

“Esto es un derecho para todas las mujeres que reciben la  asignación por embarazo y se les otorga cuando el bebé nace”, explicó.

El funcionario adelantó que, a partir del año que viene, para acceder a este beneficio la embarazada deberá acreditar todos los controles y estudios previos al nacimiento.

Durante el acto, Valeria Cabrera  fue quien se llevó la cuna para su primera beba que nació el domingo 26 de julio por parto normal. “Estoy recontenta porque realmente la necesitaba y las cosas que trae son muy útiles”, resaltó.

El programa Qunita

Las madres beneficiarias reciben un kit que contiene una cuna de madera con sistema de encastre y bolsillos de tela, un colchón, un juego de sábanas, un acolchado, un toallón y un saco de dormir.

Además, incluye indumentaria para el recién nacido: dos conjuntos enteros de manga larga, dos de manga corta, dos pantalones, dos pares de medias, un gorro, un abrigo polar, un par de escarpines, y un bolso cambiador con artículos de higiene para los dos: algodón, crema de caléndula, crema hidratante, protectores mamarios, preservativos, termómetro digital, un portabebé y otros elementos de uso cotidiano como chupete, babero, mordillo, sonajero y juguetes para los primeros meses, un libro de cuentos y una guía de cuidado.

Comentarios